Nicanor Parra gana el Premio Cervantes 2011

En este compendio:

  1. “El poeta chileno Nicanor Parra gana el Premio Cervantes 2011”, El Cultural.ES, 01/12/2011 [artículo original consultado el 2011-12-01]
  2. “Opinión: “Y don Nicanor llego””, por Juan G. Ayala. Profesor, Departamento de Estudios Humanísticos, Universidad Técnica Federico Santa María – La Voz de Valparaíso 01/12/2011 [artículo original consultado el 2011-12-07]
  3. “Nicanor Parra: Tiqitiquití”, por Ricardo Martínez, en TERCERACULTURA.cl, 01/12/2011 [artículo original consultado el 2011-12-16]


Fuente:  El Cultural.ES 01/12/2011 [artículo original consultado el 2011-12-01]

“El poeta chileno Nicanor Parra gana el Premio Cervantes 2011”

De 97 años, el creador de la llamada antipoesía ha realizado una incansable búsqueda en las fronteras de la literatura

ELCULTURAL.es | Publicado el 01/12/2011

Nicanor Parra

Nicanor Parra. (Foto: ELCultural.es)

El poeta Nicanor Parra (San Fabián de Alico, Chile, 1914) ha ganado este jueves el Premio Cervantes, el más importante de los galardones literarios de cuantos se conceden en los países de habla hispana. Dotado con 125.000 euros, el galardón reconoce la figura de un escritor que con el conjunto de su obra haya contribuido a enriquecer el legado literario hispánico. Un año más se ha cumplido la ley no escrita por la que, tras haberlo ganado una española el año pasado, Ana María Matute, era el turno ahora para un autor de América Latina. Entre los favoritos de esta edición también figuraban Ernesto Cardenal, Eduardo Galeano, José Manuel Caballero Bonald, los hermanos Juan y Luis Goytisolo y Fina García Marruz.

Único superviviente del trío más famoso de poetas chilenos, junto a Pablo Neruda y Vicente Huidobro, Nicanor Parra no se ha conformado con ser el creador de la antipoesía, sino que ha sabido abordar nuevas opciones creativas y obtener grandes frutos de esa búsqueda infatigable. El resultado es una trayectoria coherente y siempre en movimiento. Nacido en 1914, en una familia de reconocidos artistas chilenos (es hermano de la mítica folclorista Violeta Parra), el escritor estudió Ciencias Exactas y Físicas por la Universidad de Chile. Se especializó en Mecánica Avanzada en la Universidad de Brown de Rhode Island (Estados Unidos) y amplió su formación en Oxford. Entre 1945 y 1996 fue profesor de Mecánica Teórica en la Universidad de Santiago de Chile, donde fundó el Instituto de Estudios Humanísticos de la Facultad de Ingeniería, junto con el poeta Enrique Lihn.

Ha sido, además, profesor visitante de las universidades de Lousiana y Nueva York. En 1968 [nota del editor de este blog: en realidad fue en 1988] participó en el Frente Amplio de Intelectuales por el No, que se constituyó con motivo del plebiscito de reafirmación convocado por el dictador Augusto Pinochet. En 2001, presentó por primera vez en España Artefactos visuales, una exposición en la que, mediante la mezcla de palabra, imagen y objetos, realiza una crítica a la cultura consumista de Occidente.

Considerado uno de los antisistema del universo poético, su obra ha tenido una gran influencia en la literatura hispanoamericana. A él se le atribuye el término antipoesía, expresión literaria que rompe con los cánones tradicionales de este género, utilizando un lenguaje cotidiano y directo. Esta nueva poesía de vanguardia incluye entre sus elementos humor, ironía, sarcasmo y personajes antiheroicos. En 1937 publicó su primer poemario, Cancionero sin nombre, galardonado con el Premio Municipal de Santiago. Sus obras han sido traducidas a varios idiomas y, entre ellas, destacan Poemas y antipoemas (1954); La cueca larga (1958), Versos de salón (1962), Canciones rusas (1967), La camisa de fuerza (1968), Antipoemas (1972), Artefactos (1972), Coplas de Navidad (1983), Poesía política (1983), Hojas de parra (1985), la antología Páginas en blanco y Discursos de sobremesa (2006), entre otras. Parra ha traducido del inglés obras literarias como el Rey Lear, de Shakespeare, y científicas como Fundamentos de la física (1957) de Robert Bruce Lendsay y Henry Margenau.

Honorari Fellow por la Universidad de Oxford y Honoris Causa por la Universidad de Brown y las universidades chilenas de Concepción y Bío-Bío, es miembro de la Fundación Gabriela Mistral. Entre los galardones que ha obtenido destacan el Premio de Poesía Juan Said de la Sociedad de Escritores de Chile (1953) y el Concurso Nacional de Poesía del Sindicato de Escritores de este país (1954). En 1969 obtuvo el Premio Nacional de Literatura de Chile por toda su obra y por el libro Obra gruesa, publicado ese mismo año. Así mismo, ha sido galardonado con el Premio Juan Rulfo (México, 1991), el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2001) y el Premio Bicentenario de la Corporación Cultural de Chile y la Universidad de Chile (2001). Es Hijo Ilustre de Chillán y ha sido condecorado con la medalla Gabriela Mistral del Gobierno de Chile, la medalla Abate Molina de la Universidad de Talca y la medalla Rectoral de la Universidad de Chile.

El jurado ha estado compuesto por Margarita Salas, designada por la Real Academia Española, presidenta del jurado; Gerardo Piña-Rosales, por la Academia Norteamericana de la Lengua Española; José Mª Micó Juan, por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE); Olvido García Valdés, por el Instituto Cervantes; Rosa Regás, por la ministra de Cultura; Francisco Giménez Alemán, por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE); Marta Rojas, por la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP); Ruth Viviana Fine, por la Asociación Internacional de Hispanistas. Ha actuado como secretario con voz pero sin voto el director general de Libro, Archivos y Bibliotecas, Rogelio Blanco, y como secretaria de actas con voz pero sin voto la subdirectora general de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras Españolas, Mónica Fernández. Autores como Mario Vargas Llosa, Camilo José Cela, Juan Carlos Onetti (Uruguay), Ernesto Sábato (Argentina), Francisco Ayala, Carlos Fuentes (México), Miguel Delibes, Álvaro Mutis (Colombia), José Jiménez Lozano, Guillermo Cabrera Infante (Cuba), Francisco Umbral, Rafael Sánchez Ferlosio, Sergio Pitol (México) o Juan Marsé figuran en la nómina de premiados de este galardón.

Será el próximo 23 de abril, fecha de la muerte de Miguel de Cervantes (1547-1616), cuando como cada año, el rey Juan Carlos de España entregue el galardón al premiado, en la tradicional ceremonia que alberga el Aula de la Universidad de Alcalá de Henares, la localidad en la que nació el autor de ‘El Quijote’.

Autorretrato

Considerad, muchachos,

Este gabán de fraile mendicante:

Soy profesor en un liceo obscuro,

He perdido la voz haciendo clases.

(Después de todo o nada

Hago cuarenta horas semanales).

¿Qué les dice mi cara abofeteada?

¡Verdad que inspira lástima mirarme!

Y qué les sugieren estos zapatos de cura

Que envejecieron sin arte ni parte.

En materia de ojos, a tres metros

No reconozco ni a mi propia madre.

¿Qué me sucede? -¡Nada!

Me los he arruinado haciendo clase:

La mala luz, el sol,

La venenosa luna miserable.

Y todo ¡para qué!

Para ganar un pan imperdonable

Duro como la cara del burgués

Y con olor y con sabor a sangre.

¡Para qué hemos nacido como hombres

Si nos dan una muerte de animales!

Por el exceso de trabajo, a veces

Veo formas extrañas en el aire,

Oigo carreras locas,

Risas, conversaciones criminales.

Observad estas manos

Y estas mejillas blancas de cadáver,

Estos escasos pelos que me quedan.

¡Estas negras arrugas infernales!

Sin embargo yo fui tal como ustedes,

Joven, lleno de bellos ideales,

Soñé fundiendo el cobre

Y limando las caras del diamante:

Aquí me tienen hoy

Detrás de este mesón inconfortable

Embrutecido por el sonsonete

De las quinientas horas semanales.


Fuente:  La Voz de Valparaíso [artículo original consultado el 2011-12-07]

Opinión: “Y don Nicanor llegó”

Por Juan G. Ayala. Profesor, Departamento de Estudios Humanísticos, Universidad Técnica Federico Santa María.

Nicanor Parra“Bien por Chile, bien por la palabra que se piensa a si misma, bien por el alma de Chile, bien por Nicanor Parra”. (Foto: Abc.es)

Cuando todavía no acontece la Jura de Mariano Rajoy ante su majestad don Juan Carlos I, el Instituto Cervantes hace un guiño a la centro izquierda chilena y latinoamericana, y entrega el premio Cervantes al (¿anti?) poeta Nicanor Parra. Este merecido galardón recibido por este también profesor de física con estudios en cosmología, es acogido en nuestro país en un ambiente de celebraciones y conflictos sociales. Este año otro resultado de los Parra, “Violeta se fue a los cielos” alcanza un premio en el festival de Huelva. Quizás en abril de 2012 cuando don Nicanor reciba el Cervantes, entre aplausos y vítores madrileños, los estudiantes y las batucadas seguirán marchando por la Alameda.

Cabe esperar no sin cierto pudor la reacción del antipoeta cuando se reúna con el presidente de la república. Recordemos que en la exposición en el CCPLM, “Obras Públicas” en 2006, el mismísimo presidente Aylwin colgaba ahorcado con otros ilustres próceres de nuestra historia. Nicanor Parra, hábil como es, tituló esa instalación: “El pago de Chile”. Demostraba con aquello su extraordinaria capacidad de abrir el espacio a la crítica social, siempre con altura y dignidad, pero al mismo tiempo se protegía con un manto de alusión y elusión tan amplio que nadie puede sanamente discutir, pero donde alcanza a tantos se diluye su efecto particular, no obstante quedando si instalada la inquietud general.

El galardón venía precedido por múltiples esfuerzos para reubicar a Chile en el areópago cervantino, en el que don Nicanor será simbólicamente recibido por Gonzalo Rojas y Jorge Edwards, él es el tercer chileno en recibirlo. En la ceremonia sus antecesores vistieron chaqué como manda el protocolo, ¿Nicanor se ataviará así?. Ya hay un antecedente. Gonzalo Rojas hizo un quiebre, tocó su cabeza con su habitual boina negra. Otro chileno destacado en el mundo, Roberto Matta, dijo en el Louvre ante el presidente Frei Ruiz-Tagle, la palabra “poto”. ¿Qué va a decir don Nicanor?, Aunque se confiesa agnóstico, diremos por ahora: solo Dios sabe. Para muestra muchos botones, ¿cuántos periodistas se han quedado toda la tarde esperando que su merced los reciba, a la vera de su casa de Las Cruces?. Los trabajos de sucesivos gobiernos y de la comunidad literaria en general, rindieron sus frutos, incluida la edición de su obra “Parranda larga” lanzada en marzo 2010, coincidiendo con el V Congreso de la Lengua Española que se realizaría en la Universidad Santa María.

Bien por Chile, bien por la palabra que se piensa a si misma, bien por el alma de Chile, bien por Nicanor Parra. Su obra libresca es muy conocida, por ello nos permitimos pedir que se reediten y se lean y distribuyan sus “Artefactos”, que no son libros, son piezas poético-gráficas orientadas a generar pensamiento crítico, y ojalá metacognitivo, ese esfuerzo editorial sería un verdadero aporte cultural. Tarea para el Gobierno y sus instituciones culturales. Don Nicanor llegó para quedarse en la historia de Chile y del mundo, porque a decir del jurado: “enriqueció de forma notable el patrimonio literario en lengua española”, y tal como lo señalara Carmen Caffarel, “el es el responsable de que, para muchos, cambiase definitivamente la manera de leer poesía durante el siglo XX”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: